ONG’s que trabajan por la infancia

ong-2La CRÓNICA

Muchas organizaciones solidarias españolas ayudan día a día a los niños gracias a las donaciones y al voluntariado ciudadano, con el objetivo de erradicar las enfermedades que padecen estos menores y, en general, darles una mejor calidad de vida.

Son ONG que se centran en los niños, un colectivo especialmente vulnerable. Ejemplo de ello es Andex, creada en 1985. Su objetivo es curar el cáncer infantil o, al menos, disminuir el dolor y la angustia a los niños y a las familias que lo padecen. Esta asociación cubre a todos los miembros de la unidad familiar: padre, hermanos, abuelos y a las personas vinculadas al cuidado del menor.

Además, llevan a cabo actividades que ayudan a los niños a olvidar su enfermedad. En este sentido, Olga Tassara, voluntaria de Andex, explica que los principales programas que llevan a cabo son el apoyo psicológico, el asesoramiento social, la orientación laboral, las ayudas económicas (pagos de medicamentos, prótesis y alojamiento de los padres durante la hospitalización de los menores), la investigación y formación de profesionales, el refuerzo educativo, y las actividades de ocio y tiempo libre. Pero su mayor objetivo es la difusión y la sensibilización para que se conozca esta enfermedad y conseguir ayuda para combatirla.

Otra fundación encargada de ayudar a los niños y adolescentes enfermos de cáncer es Aladina. Su principal objetivo es que “los niños no pierdan la esperanza de vivir y el deseo de curarse”. Aladina atiende al año a unos 1.200 niños, gracias a su equipo formado por 41 voluntarios que cada tarde llevan su ‘magia’ al Hospital Niño Jesús y Gregorio Marañón de Madrid.

Esta ONG tiene una sala de adolescentes, un espacio donde los chavales pueden relacionarse con otros afectados lejos de los médicos y los padres. En esta sala tienen a su disposición consolas de videojuegos, televisión, ordenadores y material audiovisual. Miriam, una de las voluntarias, comenta que en los últimos años se ha reformado la enfermería, la sala de audiovisuales y se ha mejorado el wifi. Pero lo más notable es la construcción del centro Maktub, dotado de los mejores avances tecnológicos, donde se han realizado más de 100 trasplantes de médula ósea desde el año 2013. Su creación fue gracias a la productora de la película Maktub, que donó la recaudación obtenida en el estreno.

Por su parte, Tierra de Hombres está especializada en tres ámbitos: la salud, lo social y los derechos del niño. Además, se encarga del traslado de menores con patologías graves a distintos hospitales españoles con el fin de proporcionarles “salud y dignidad de vida”. Esta asociación se creó en Suiza en 1960 y 37 años después llegó a Sevilla. Su meta es “la defensa sobre los derechos de los niños, la no discriminación del orden político, la racionalización y la igualdad de sexo”. Esta fundación tiene proyectos de cooperación en África, Latinoamérica y Oriente Medio. Tiene una sede en la calle Miño de Sevilla.

Acceso a una educación de calidad
En el ámbito educativo destacamos a Save the Children. Su principal esfuerzo es lograr el éxito escolar a través de intervenciones de refuerzo educativo, atención psicológica y ayudas materiales. Gracias a la ayuda de la CaixaProinfancia, logran que millones de niños que viven en riesgo de pobreza o exclusión social tengan acceso a oportunidades educativas de calidad. Adrián Romero, uno de sus voluntarios, destaca que en 2013 atendieron 119 emergencias causadas por catástrofes naturales o por conflictos armados, entre las que destaca el tifón de Haiyan en Filipinas, donde atendieron a 230.000 niños. La asociación se localiza en la calle Miguel Cid de Sevilla.

En cuanto a Sevilla Acoge, es una ONG que nació hace 25 años con el objetivo de que la población inmigrante se inserte en la sociedad, sin renunciar a lo que son, así como dar a conocer sus aportes y valorar su presencia como un hecho positivo socialmente. Llevan a cabo diferentes programas con niños y menores como, por ejemplo, la acogida, la acción comunitaria en barrios, la mediación intercultural, la vivienda y la estancia temporal, la formación, la cooperación al desarrollo y codesarrollo, la integridad laboral y el emprendimiento. Para ello, los proyectos que se llevan a cabo son talleres pre-laborales, clases de Inglés, Francés y Alemán, e Informática.

La voluntaria Teresa Muro Jiménez menciona que con los grupos de menores se centran en trabajar en el esfuerzo educativo, talleres de ocio y tiempo libre, de idiomas, de deporte, campamentos de verano, colonias urbanas, actividades en el medio natural y visitas culturales. Estos grupos están integrados por unos 50 chicos y chicas de edades comprendidas entre los 6 y los 18 años. El trabajo se hace paralelamente con la familia, con el centro de estudios y con el menor, para lograr la máxima integración.

Periodistas Solidarios es una ONG constituida por periodistas de la Asociación de la Prensa de Sevilla. Su principal objetivo es promover que el periodismo colabore, como lo hacen otras entidades sociales, en la mejora de las condiciones de vida de las personas menos favorecidas.

José Bejarano, integrante de esta asociación, comenta que actualmente mantienen una escuela con 60 niños y niñas, y tienen proyectos futuros para el 2015, como la construcción de un centro de salud y una granja para 400 gallinas. También mantiene acuerdos con UNICEF y con la fundación Gota de Leche para la defensa de la infancia y contra la pobreza infantil.

Por su parte, Arco Iris, creada en 2005 por el cónsul Jesús Mejías, tiene como finalidad ayudar a los niños de África Subsahariana. Uno de sus objetivos es vacunar a la infancia de 2 a 14 años. Hoy en día, ya contabiliza a 155.000 menores vacunados, sobre todo de meningitis, aunque también han vacunado de hepatitis y tifus.

Princesa o futbolista por un día
Por último, cabe citar una ONG que se dedica a cumplir los sueños de los niños enfermos. Se llama Pequeño Deseo y su objetivo es evadir al niño y a su familia de la rutina diaria que están forzados a vivir a causa de la enfermedad mediante una sorpresa que suponga una inyección de alegría y optimismo. Algunas de estas sorpresas son conocer en persona a sus ídolos, ser bombero, princesa o futbolista por un día, viajar a un parque Disney, conseguir una equipación deportiva o volar en globo.

Actualmente, Pequeño Deseo trabaja en los hospitales Virgen del Rocío y Virgen Macarena de Sevilla. Su presidenta, Mercedes Vázquez, explica que desde la asociación ya se han hecho realidad casi 200 deseos.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios