CURADAS de espanto, una tienda que piensa en las mujeres con CÁNCER

curadas-1Sara GIL

Curadas de Espanto es una tienda especialmente creada para ayudar a las mujeres que padecen o han padecido cáncer. Actualmente existen muchos avances médicos: cirugía, tratamientos locales, medicación, una alimentación especial, etc. Pero se piensa poco en el día a día de estas mujeres.

Este comercio, ubicado en la calle Francos de Sevilla, nació a raíz de las limitaciones que tienen las mujeres con cáncer dentro del mercado actual, ya que para comprar unos productos concretos tenían que visitar diferentes establecimientos. El objetivo de este proyecto es aglutinar en una sola tienda una amplia gama de artículos de moda y belleza, que se adapta a todo tipo de público, ya que aunque estén destinados a las mujeres con cáncer, también se adaptan a todo tipo de mujer.

Tras una operación quirúrgica, estás mujeres se encuentran más débiles, o bien ven limitada su movilidad, por lo que necesitan ropa y lencería más amplia, ligera y que se abroche por delante para poder vestirse con mayor facilidad. Y este tipo de prendas adaptadas se pueden adquirir en Curadas de Espanto.

Muchas de ellas también pierden el pelo con la quimioterapia, motivo por el cual deciden cubrir su cabeza con un pañuelo, o usar una peluca. Además, no pueden utilizar cualquier cosmético ya que, normalmente, tienen la piel más delicada como consecuencia de los tratamientos. Y prefieren emplear maquillajes más suaves. Pues bien, estos artículos están a la venta en la tienda y, además, siguiendo la moda; para que estas mujeres se sientan cómodas y guapas, a pesar de las secuelas del cáncer.

También se organizan charlas sobre el cáncer, creando así un espacio donde se puede hablar de la enfermedad con naturalidad, tratando los aspectos médicos junto a los anímicos y estéticos, y haciendo que la mujer sepa que no está sola ante tal situación.

Saben de lo que hablan
Chiqui Domínguez, Rosa Mar Prieto-Castro y Marina Sanz son las tres empresarias que han puesto en marcha esta tienda, que asumen como un proyecto de fuerza y energía. Rosa Mar y Marina han tenido cáncer de mama, y se tuvieron que enfrentar a una mastectomía, y a quimioterapia y radioterapia. Ademas, Chiqui convive con esclerosis múltiple desde el diagnóstico en 1991. Pero la enfermedad no ha podido con ellas y aportan su importante granito de arena con este negocio tan necesario en la ciudad.

Normalmente cuando una persona se entera de que tiene cáncer, la primera sensación que tiene es que se le cae el mundo encima. Si se trata de una mujer y de un cáncer de mama además de la preocupación por la salud se le suma la frustración de su imagen. Así, muchas de ellas se tienen que enfrentar a una mastectomía, por lo que pierden un pecho; o bien se les cae el pelo debido a la quimioterapia. Es decir, se ven afectados dos rasgos propios de la feminidad; lo cual pude perjudicar la autoestima de la mujer.

En este sentido, Curadas de Espanto pretende poner al alcance de estas mujeres artículos varios: ropa, lencería, bañadores, cosméticos, maquillaje, complementos… para que cuiden su imagen con productos pensados en sus necesidades, y a la última moda.

Sobre la importancia del aspecto físico, Marina, una de las propietarias, afirma desde su propia experiencia que “a veces al vestirse, una piensa: ¿Qué me puedo poner para que no me pregunten? No es por ocultar la enfermedad, sino porque no siempre te gusta hablar del mismo tema.”

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios