Chicfy organiza en Sevilla un networking con sus usuarias

Inma MARTÍN

El espacio Libélula Shop acogió la fiesta Chicfy que esta app de compra y venta de moda femenina ha organizado en Sevilla. El objetivo era conocer a sus más fieles seguidoras y organizar con ellas una tarde de networking donde compartir consejos y preguntar dudas acerca de la aplicación.

chicfy-1Para ello, las protagonistas del evento fueron las propias chicas Chicfy. Pero no las del popular spot televisivo, sino las consumidoras reales de la aplicación, quienes contaron sus experiencias al resto de los asistentes. En este sentido, todas destacaron la dedicación casi diaria a tareas varias como hacer fotos muy cuidadas y creativas de las prendas y los complementos que desean poner a la venta, la actualización del perfil, empaquetar primorosamente los artículos para su envío, etc.

“Es como otro trabajo más, y así hay que tomárselo”, declaran las usuarias. Aunque el tiempo y el esfuerzo por hacerlo bien merece la pena, pues afirman que se puede ganar bastante dinero que es, en definitiva, de lo que se trata. Así, Araceli Vera, autora del blog Guapa y con estilo, contó que compra mucha ropa, “tengo armarios llenos de prendas que pasado un tiempo vendo a través de Internet en plataformas como Chicfy”.

chicfy-2Respecto a las compras, la principal preocupación de las asistentes fue la garantía de que el artículo esté en perfecto estado. A este respecto, Laura Muñoz, quien forma parte del equipo fundador de la empresa, explicó que tras recibir una prenda la usuaria tiene 8 horas para comprobar que todo está correcto y, en caso contrario, una vez acreditados los desperfectos con fotos, puede devolver la compra y se le reintegra el dinero.

Aunque sus creadores definen Chicfy como una app que pone en contacto a chicas que quieren vender y comprar de sus armarios, lo cierto es que la web se ha convertido en una importante red social, en una comunidad formada por más de un millón de mujeres y con fotos e información sobre más de 7 millones de prendas. De manera que, además de tienda online, la plataforma es un espacio virtual donde conocer a otras usuarias para hablar de moda, estilo y, también, sobre temas más personales y familiares como los hijos y las parejas. “Una chica publicó un post larguísimo sobre su relación sentimental y creó un hilo que fue leído y comentado por otras seguidoras”, explicó Laura Muñoz.

Una vez concluida la charla, la fiesta, que estuvo organizada por la revista ASM Magazine, continuó con una merienda a base de cupcakes, que se podían acompañar con un gin-tonic, cortesía de la marca de ginebra Llámame Demonio. Igualmente, el centro de belleza Beauty&Go obsequió a las participantes con unas muestras de cremas faciales.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios