Senderismo en la Sierra Norte, visitas nocturnas y museos son planes alternativos para Sevilla en verano

Luciano GIL

Cada vez son más las personas que, por diferentes circunstancias, no salen de Sevilla en vacaciones. Aguantan el calor durante el día y disfrutan de las terrazas y los paseos durante la tarde y la noche, lo que se convierte en una rutina que en la mayoría de los casos cansa y aburre. Sin embargo, la agenda de actividades en la ciudad durante el verano es amplia y variada.

Ruta de Las Laderas en Cazalla de la Sierra. Foto: Marcos Camacho.

Ruta de Las Laderas en Cazalla de la Sierra / Marcos Camacho

Una actividad son las rutas y caminos de la Sierra Norte, a la sombra de los árboles y con el fresco que caracteriza a esta zona. Una de las más interesantes es la ruta de Las Laderas en Cazalla de la Sierra. Este precioso sendero se recorre en poco más de dos horas y atraviesa estupendos paisajes propios de esta serranía. Además, es posible ver la fauna salvaje y doméstica que abunda en estos parajes: quejigos, alcornoques, encinas, olmos, frisos y viñas; además de dehesas habitadas por cerdos ibéricos, ciervos o perdices.

Es, por tanto, una oferta apetecible y al alcance de todos los bolsillos. De hecho, en verano son muchos los sevillanos que viajan unos días a este pueblo para gozar de su tranquilidad. Es el caso de Fernando del Cuvillo, para quien “se agradece mucho el cambio de la ciudad a la sierra”.

Tras finalizar este sendero merece la pena visitar Cazalla, pasear por sus calles con casas encaladas de alto interés artístico, y visitar las iglesias de Ntra. Señora de la Consolación y de Nuestra Señora del Carmen, ahora sede del Ayuntamiento.

Bajando de la sierra, una parada obligatoria es Santiponce, y a ser posible acudir a su Festival Internacional de Danza, que este año se celebra en el recinto de Itálica y en el Monasterio de San Isidoro del Campo del 30 de junio al 15 de julio. El espectáculo combina la danza nacional con la de otros países.

De vuelta a Sevilla capital hacemos un repaso a la agenda cultural. Durante el mes de julio, el espacio CaixaForum acoge ‘Un jardín para pintar, Sorolla’. La finalidad de esta exposición es el disfrute de las obras del pintor en uno de los espacios que más le gustaba y utilizaba para inspirarse: los jardines andaluces y, en especial, el Alcázar de Sevilla y la Alhambra de Granada. El precio es de 4 euros.

Otro plan es un paseo durante la noche por una de las casas palacio más emblemáticas de Sevilla. Del 25 de junio al 29 de septiembre la empresa Engranajes Culturales y la Fundación Casa Ducal de Medinaceli organizan visitas nocturnas a la Casa de Pilatos. Son itinerarios guiados en los que se recorren los hermosos jardines de esta casa. También se accede al interior, a las plantas alta y baja; y se conoce la historia, las leyendas, el patrimonio y la vinculación del palacio con los duques de Medinaceli.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios