Pura naturaleza en la reserva sudafricana de Mabula

letrero bienvenida a la reserva natural de Mabula Paula CHACON

De la mano del viajero Jesús Delgado vamos a conocer la reserva natural de Mabula, ubicada en  Sudáfrica. Esta reserva está orientada a actividades relacionadas con la selva virgen, como paseos a caballo, deportes, hacer un pícnic en compañía de animales salvajes y rutas en quads contemplando las especies que habitan en este paraje .

Una de las actividades más llamativa es el safari nocturno. Comienza a las 5:00 am con un desayuno rico en proteínas para afrontar bien el día. Justo después, a las 6:00 de la mañana, empieza el safari, que se realiza en quads alrededor de la sabana, lo que permite contemplar el amanecer y la vida de los animales desde cerca. Así, pueden verse leones, panteras, jirafas y rinocerontes, entre otros.

El viaje arranca en Ciudad del Cabo, segunda ciudad más poblada de Sudáfrica, que se desarrolló como estación de abastecimiento a los barcos. Actualmente tiene una población de 3,5 millones de habitantes y es la única gobernada por la oposición ocupando el puesto número 1 en las listas de mejores ciudades en calidad de vida. Una vez  que se ha aterrizado en esta ciudad la reserva pone a disposición de sus clientes un autobús que les lleva directo a Mabula.

elefante en la reserva natural de MabulaA las 9:00 de la mañana el personal de la reserva ofrece un aperitivo con zumo de frutas típicas de Sudáfrica como la nuez de palma y la nuez de cola. Posteriormente, se sirve la comida, a base de barbacoas y comida campestre de la mano de Majuma, el encargado de organizar estas actividades.

Los amantes de las aves pueden observar especies como el halcón de Amur, durante un paseo guiado que permite contemplar e identificar plantas e insectos. Se realiza a pie a lo largo de una zona protegida de la reserva.

Cabe destacar que en Sudáfrica, por motivos de seguridad, existen restricciones. Así,  a partir de las 5 de la tarde se prohíbe salir del recinto del hotel, y no se pueden fotografiar con flash a los denominados 5 grandes: elefante, león, leopardo, búfalo y rinoceronte. 

Las noches también tienen su protagonismo en este viaje. Tras las cenas temáticas en el resort, es posible contemplar las estrellas desde un bonito mirador habilitado con hamacas, mientras se escuchan las leyendas sobre el lugar que cuentan los guías.

Nadar con tiburones
De vuelta de su viaje a esta reserva africana, Jesús describe la experiencia como “una montaña rusa de emociones”. Para este viajero, la mejor aventura fue nadar con los tiburones. Esta actividad se desarrolla en Cabo de Esperanza, llamado también Cabo de las Tormentas, y que es el centro de unas de las regiones más ricas en flora del continente africano. Tiene lugar por las mañanas y consiste en introducirse en unas jaulas submarinas donde los más valientes permanecen sumergidos a pocos centímetros de los tiburones. El riesgo y la descarga de adrenalina están asegurados.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios