Cinco profesionales cuentan cómo se reciclan laboralmente

Paula VON POLHEIM

Expertos de diferentes campos lo tienen claro: “es necesario un progresivo y actualizado reciclaje profesional“. El conocimiento avanza a una velocidad desorbitada, y hay que evolucionar simultáneamente para no quedarse obsoleto.

enfermera Marta

La enfermera Marta Fuentes en un quirófano

En definitiva, hay que renovarse. Y en este sentido, profesionales del ámbito de la abogacía, la medicina, la filosofía, la arquitectura y el periodismo cuentan cómo llevan a cabo ese sostenido aprendizaje.

“Para poder trabajar en el área quirúrgica hay que formarse específicamente”, afirma Marta Fuentes, enfermera instrumentista en el Servicio Canario de Salud. Una vez finalizado sus estudios, aprendió sobre el trabajo de los cirujanos generales y los traumatólogos del hospital privado alicantino donde empezó a ejercer.

Esther Guzmán, abogada autónoma desde hace 22 años, considera fundamental reciclarse en conocimientos jurídicos y también en el ámbito tecnológico, puesto que “casi van de la mano”.

Por su parte, Eduardo Manuel Ariza, arquitecto técnico en la empresa A.A. Arquitectos y Abogados en Torremolinos (Málaga), se recicla profesionalmente de manera periódica. Como miembro del Colegio de Aparejadores, ha realizado diferentes cursos como el de auditor energético, perito, sostenibilidad y elaboración de informes de evaluación de edificios, entre otros. Considera que actualmente el tema de la sostenibilidad en la arquitectura es muy relevante, así como estar actualizado en leyes relativas a la construcción y a la vivienda.

Eduardo arquitecto

Eduardo Ariza apuesta por formarse en sostenibilidad y aspectos legales

Otro experto es Alfonso Ortiz, filósofo y profesor del instituto público Los Manantiales en Torremolinos (Málaga). Sobre su rama académica, explica que “van apareciendo otras perspectivas, temáticas y otros autores”, y que por ello hay que seguir estudiando. Comenta que en la esfera docente, surgen nuevas metodologías educativas, que se deben tener presentes junto a los contenidos y el uso de las tecnologías. “También hay que estar al día en cursos relativos a los videojuegos y las redes sociales aplicadas a la educación”, concluye Ortiz.

“El periodismo ha evolucionado en estos últimos 15 años, sobre todo en lo que se refiere a las destrezas audiovisuales”, explica Juan Manuel Moreno, redactor jefe de Sevilla Directo y profesor en el Centro Universitario San Isidoro. Expone que a raíz de una triple crisis periodística (económico-financiera, del modelo empresarial periodístico y de credibilidad) existe un nuevo contexto comunicativo y tecnológico. Esta situación ha sido determinante para la germinación de nuevos medios, lo que implica el reciclaje profesional de los periodistas, para que sean capaces de llegar al público a través de las plataformas emergentes.

Pocas ayudas públicas
Estos profesionales coinciden en que el acceso a estos cursos no siempre es fácil o asequible. Marta, la enfermera, indica que la sanidad pública oferta pocos cursos. Sin embargo, las compañías farmacéuticas les dan charlas sobre sus productos, al igual que los médicos especializados en traumatología y neurocirugía que trabajan en su propio centro, quienes les explican el funcionamiento de los nuevos aparatos. Con estos seminarios, sí que existe una formación.

Una situación similar es la que cuentan Esther, Juan Manuel y Eduardo, quienes se han financiado sus cursos, siendo muy escasas las ayudas públicas. Alfonso, por su parte, aclara que para el profesorado la formación sí es gratuita, pero que los recién graduados no lo tienen tan fácil como los docentes en activo.

Finalmente, están de acuerdo con que en España hay un formación de calidad, lo que contribuye a una evolución óptima del mercado. En concreto, a ellos les ha sido “llevadero adaptarse a los cambios y estar en constante reciclaje”.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios