Emilio Montero: “Vocación y sentido del humor son claves para trabajar en urgencias”

Marina HERNANDEZ

Emilio Montero, natural del municipio sevillano de El Ronquillo, es director de Urgencias en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla desde hace más de una década. Este médico de medicina general confiesa que cuando aceptó el puesto, el servicio de urgencias era mucho más tranquilo de lo que es ahora.  

emilio monteroPregunta. ¿Cuál es el protocolo diario en las urgencias de un hospital?
Respuesta. Urgencias es una unidad muy particular. No existe un protocolo específico porque contamos con poco tiempo, en el que prima la capacidad de reacción. Por lo general, solemos tratar, en primer lugar, a los pacientes con probabilidad de mortandad inmediata. Más tarde, nos encontramos con otros mucho usuarios esperando a que se les diagnostique algo menos importante como un resfriado común.

P. ¿Cuánto han aumentado en Sevilla los ingresos por heridos en altercados?
R. Un 10 por ciento, aproximadamente; es decir, 10 pacientes más por noche por cada enfermero. Es una cifra inquietante, que se da debido al aumento de la población marginal a causa de la inmigración.

P. ¿Qué es lo más gratificante de su profesión?
R. El trato directo con el paciente de forma constante, que en una consulta no se disfruta. El personal médico suele diagnosticar la enfermedad para, a posteriori, mantenerse al margen. El trato inmediato lo cumple el personal sanitario conformado por el grupo de enfermeros. En urgencias, al trabajar codo con codo con estos últimos, los médicos realizamos una labor adicional, que es la de cuidar al enfermo.

P. ¿Y lo que peor lleva?
R. Los niños heridos. 

P. ¿Qué cualidades necesita un profesional para trabajar en urgencias?
R. En primer lugar, capacidad de reacción, que no tiene que ser innata en la persona sino que se desarrolla con cierta experiencia en el sector. En segundo lugar, vocación. Si la vocación no existe, no es fácil soportar el horario de la sanidad. Y por ultimo, la concentración. Es importante que un profesional sepa desconectar de todo lo demás cuando entra en la unidad de urgencias.

P. ¿Anima a los chicos que deseen iniciarse en la profesión? 
R. Los animaría siempre y cuando tengan vocación. Nunca de otra manera. ¿Un consejo? El sentido del humor, que nunca lo pierdan. Hace mucha falta en la profesión.

P. ¿Cómo consigue normalizar los episodios que vive con sus pacientes?
R. Lo mismo que normaliza un piloto volar a miles de metros de altura y cruzar zonas horarias diariamente. Son gajes de este oficio, tal y como cualquier otro. Lo principal es disfrutar de la profesión entendiendo que la vida es tan sencilla como que si te disparan te mueres.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios