La periodista Elisa Macías presenta su novela-juego ‘Escuela Mágica’

Ángeles BARRIOS

La periodista Elisa Macías ha presentado en Sevilla su segundo libro titulado Escuela Mágica. El evento fue una divertida merienda celebrada en la sede de la Fundación Caja Rural del Sur.

Portada de la novela-juego Escuela Mágica

Portada de la novela-juego Escuela Mágica

Escuela Mágica es una obra de ficción que narra la vida de un colegio rural. Ante el aumento del absentismo, el acoso escolar y el elevado número de suspensos se plantea el nacimiento de un nuevo mundo: ‘La sociedad Arcoíris’. En esta sociedad, “la gestión emocional es básica, la escucha activa es fundamental y la cooperación es un motor imprescindible”, explica la autora.

Elisa Macías practica con su su obra un nuevo género literario: la novela-juego. Y esto es así porque a través de la lectura y los ejercicios prácticos propuestos “fomentamos la imaginación, entendemos nuestras emociones y gestionamos nuestro cerebro”, asegura la periodista. Y añade que la comunidad educativa, madres, padres, profesorado y alumnado, debe aprender unida.

Su primera novela fue Educación Positiva. Ambas se pueden leer de forma independiente, y están indicadas para jóvenes y adultos. Para Elisa, el objetivo es que las personas nos conozcamos a través del lenguaje positivo. Se considera a sí misma una periodista saludable porque cree que “todos podemos utilizar un lenguaje constructivo que genere acción y energía”. De manera que sirve para denunciar lo que está mal y proponer soluciones, y siempre “insistiendo más en las virtudes y los talentos de los demás”.

Elisa en la presentación de su libro

Elisa en la presentación de su libro

En la presentación coincidimos con Marisa Román y Rafaela Alfalla, dos profesoras universitarias que imparten clase en la facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Sevilla. Ambas afirman estar de acuerdo con el discurso de Elisa, porque sus ideas dinamizan y enriquecen el aprendizaje. Estas profesoras alertan de que entre el alumnado escasea la educación emocional. “No se sabe dónde está el origen, pero los alumnos vienen con muchas timideces y con una carencia emocional en cuanto a abordar una problemática”, explica Rafaela.

Una de las asignaturas que imparte Marisa es Recursos Humanos, y opina que quienes trabajan en este sector deben tener inteligencia emocional, pues “están constantemente interactuando con otras personas y es muy importante el trato de humano a humano”.

El lleno en la sala de la Fundación Caja Rural del Sur de Sevilla fue total. Entre los asistentes había enfermeros, profesores o periodistas. La fiesta de presentación se resolvió entre juegos interactivos y breves lecturas del libro ‘Escuela Mágica’. Elisa Macías emocionó con su lenguaje positivo. Precisamente, esta obra nos invita a utilizarlo de manera correcta teniendo en cuenta la importancia que tienen las emociones en la vida de las personas.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios