El Cristo de los Desamparados del Santo Ángel saldrá en Vía Crucis el 5 de abril

Cristo de los Desamparados del Santo Ángel / Isla Pasión

Cristo de los Desamparados / Isla Pasión

Pedro Pablo DOÑA

El Cristo de los Desamparados del Santo Ángel saldrá en Vía Crucis el viernes anterior al Domingo de Pasión sobre unas andas y sin música. La procesión sale desde su sede de la calle Rioja y recorrerá las calles del Centro.

En un principio, la noticia era bien distinta: su estreno como cofradía el Sábado de Pasión. Sin embargo, y pese a que en tan solo un año ha logrado aglutinar a más de 500 devotos de cuota en torno al portentoso crucificado de Martínez Montañés, hacerse de un paso ya tallado y dorado, contratar a la banda del Carmen de Salteras y a la familia Villanueva como capataces, la asociación ha tenido que emitir un comunicado dirigido a los hermanos para anunciar la suspensión de esta salida. En cambio, el Arzobispado ha invitado a los carmelitas a realizar una salida en forma de Vía Crucis donde no tenga cabida ni el nuevo paso, ni ninguna banda de música tras el crucificado. Juan Dobado, prior del Santo Ángel, anunciaba en esta carta la viabilidad de realizar el Vía Crucis el viernes anterior al Domingo de Pasión.

Originariamente, la salida estaba pensada para realizarse al margen de la aprobación del Arzobispado, ya que como orden religiosa rinde obediencia al provincial de turno y no al obispo. Esto ha causado desde un principio discrepancias entre la autoridad eclesiástica que considera que, por criterios pastorales, debían haberle pedido permiso para sacar al crucificado. Fray Juan Dobado, prior del Santo Ángel, afirmaba con contundencia que la asociación contaba con todos los permisos en regla y que se habían dado ”los pasos adecuados”. A todo ello se suma la preocupación del Ayuntamiento en relación a garantizar la seguridad de la ciudadanía por el número de hermandades que ya procesionan durante la jornada del Sábado de Pasión en barrios muy alejados de la ciudad. Pues podría haber una falta de efectivos y cuerpos de seguridad en las principales calles del Centro que forman parte del recorrido. Otro inconveniente es que este Crucificado transitaría por zonas donde se estarían realizando las tareas de montaje de palcos y sillas.

Dobado afirmaba hace pocas semanas que se había elegido la víspera del Domingo de Ramos para que el crucificado salga a la calle, al igual que sucede con otra quincena de hermandades de la ciudad, que no están bajo el amparo del Consejo de Hermandades y Cofradías; y que al pertenecer a una congregación religiosa no tendrían por qué pedir permiso al Arzobispado. Pese a que en la teoría esto es cierto, en la práctica han tenido que acatar la decisión del Arzobispo y del Consejo.

En abril del 2018, la asociación reunió a sus hermanos en un cabildo extraordinario para presentar los primeros estatutos inspirados en los que San Juan de la Cruz aprobó para la cofradía de Jesús Nazareno de Granada. Fue el primer hermano mayor que tuvo la cofradía granadina y fundó la madrugada en Granada. Así, la asociación aclara que a partir de ahora el hermano mayor es el prior que gobierne la comunidad en dicho momento. Más tarde, habrá un vicehermano mayor laico que realice las funciones de dirección de la corporación, al estilo de la Hermandad de los Negritos, afirma Dobado.

Cristo de los Desamparados en la salida extraordinaria de 2017

El crucificado de Montañés en la salida extraordinaria de 2017 / IslaPasión.net

El Cristo de los Desamparados
En la capilla del Sagrario de la iglesia carmelita del Santo Ángel de Sevilla, el actual Cristo de los Desamparados fue conocido anteriormente como el Cristo de la Buena Muerte, del Buen Fin o de la Sagrada Lanzada, ya que fue titular de esta corporación de penitencia desde el año 1851 hasta 1916. La restauración que llevó a cabo el IAHP, (Instituto Andaluz de Patrimonio Artístico), entre los años 2007 y 2008 permitió recuperar la riqueza de su policromía y relacionarla con la empleada en el Crucificado de la Clemencia, eliminándose en esta intervención la suciedad acumulada por el paso del tiempo y la policromía añadida en el sudario, que no era la original. El estudio de los ensambles de la talla en la restauración permitió comprobar notables similitudes con el Cristo del Auxilio de la Catedral de Lima, imagen con la que también comparte numerosos rasgos.

Un paso para el crucificado
El paso del Crucificado cuenta ya con uno que perteneció a la Hermandad de Jesús Nazareno de Sanlúcar de Barrameda, el cual fue restaurado en el taller de los hermanos Caballero. ”La oferta para la compra del paso era muy interesante y no se quiso dejar pasar la magnífica oportunidad de hacerse con un paso de tan buena calidad tallado por Gonzalo Ortiz y Pérez Calvo, con un dorado en muy buenas condiciones y relieves y angelitos de Ortega Bru”, afirmaba el prior del Santo Ángel.

La hermandad señala que el pago del paso queda pendiente de los presupuestos que puedan hacerse en un futuro y de la generosidad de los devotos que deseen hacer donativos. Otros de los estrenos que se han realizado y que sí verán la luz, al menos durante el Vía Crucis, han sido las varas presidenciales en plata de ley y las medallas de la hermandad que portarán todos los hermanos.

 

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios