Países Bajos ➪ Nimega, de ser invadida en la II Guerra Mundial a conquistar nuestros corazones

nimega-1

Plaza Grote Markt en el centro de Nimega

Alejandro RUIZ DE ALBA

Nimega es la ciudad más antigua de los Países Bajos y la ciudad más grande de la provincia de Güeldres. Se encuentra cerca de las fronteras con Alemania y cuenta con mucha historia. 

Durante la época nazi fue la primera ciudad del país en ser invadida. Históricamente, la ciudad es famosa por el Tratado de Nimega, del 20 de agosto de 1678, cuando se dio por finalizada la guerra franco-neerlandesa.

Una de las primeras visitas recomendada en Nimega es la Grote Markt, la plaza de mercado más importante de la ciudad. Dentro de este lugar está ubicado el Waagh, uno de los edificios más antiguos e icónicos. Data del siglo XVII y llama la atención con su impresionante estilo renacentista. Actualmente, es un restaurante donde es posible comer por un precio asequible que oscila entre los 9 y los 23 euros. Además, cuenta con buen servicio e instalaciones. Del mismo modo, otra edificación importante es el Stadhuis, construido en el siglo XVI, que alberga el Ayuntamiento.

El punto más alto de la ciudad
es la torre de la iglesia de
San Esteban con 67 metros de altura

 

nimega-2Muy agradable es dar un paseo por las orillas del río Waal, con una longitud de 82 kilómetros y abundante tráfico fluvial. También es fundamental conocer el parque Valkhof, que está abierto las 24 horas al público, y acoge numerosas ruinas romanas y la capilla de San Nicolás. En el interior de este parque, hay un museo de arte y arqueología, y se realizan espectáculos musicales. Otro edificio importante es la iglesia de San Esteban, de estilo gótico y románico, y la más antigua de Nimega. Su torre es el punto más alto de la ciudad, con 67 metros de altura.

Una ciudad con valores
Tal y como informa el portal Datos Macro, el PIB per cápita de los Países Bajos en 2021 fue de 49.000 euros. En el caso de Nimega, es una ciudad que cuida el medioambiente y el ciclo vital de su población. Un dato curioso es que hay más bicicletas que personas. Por ello, existen carreteras pintadas de rojo, que son rutas donde las bicicletas tiene prioridad sobre el resto de vehículos. De hecho, en 2018 fue galardonada con el premio ‘Capital Verde Europea’, otorgado por la Comisión Europea.

En cuanto al aspecto humano, una de los rasgos significativos de esta ciudad es la amabilidad y la simpatía de sus habitantes. Aunque no te conozcan, te saludan por la calle, siempre con buena cara y una sonrisa. También llama la atención la tranquilidad y el buen ambiente que se respira. En este sentido, hay que destacar la animación que existe cada vez que el club de fútbol local, el NEC Nijmegen, juega en el estadio Goffertstadion, con capacidad para 12.500 personas. Otra fecha señalada son los Carnavales Knotsenburg, que se celebran a mediados de febrero. En definitiva, Nimega puede calificarse como una ciudad con calidad de vida.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios