Entrevista a Katherine Peña, nueva cónsul de la República Dominicana

  • «Sevilla y República Dominicana se parecen en la alegría de su gente»

Paco MARTÍN-VÁZQUEZ

El consulado de la República Dominicana en Andalucía y Extremadura, con sede en Sevilla, cuenta con una nueva representante después de producirse un cambio de gobierno en las últimas elecciones del país caribeño. 

Katherine Peña posa junto a la bandera y el escudo de la República Dominicana

La cónsul junto a la bandera de República Dominicana

Katherine Peña ha sido designada para “proteger los intereses de la República Dominicana y de nuestros conciudadanos” en España, como detalla la cónsul. Días después de estrenarse en el cargo, explica cuáles son sus funciones en el consulado, así como las diferencias que existen entre este organismo y una embajada en el extranjero.

Pregunta. ¿Cómo están siendo sus primeros meses en Sevilla?
R. Muy bien, me he sentido acogida por el equipo de la misión, las autoridades andaluzas y por los residentes de origen dominicano, que se han acercado a nosotros a través de las asociaciones.

P. ¿Había visitado antes España?
R. Sí, muchas veces. Lo único es que había venido por corto tiempo.

P. ¿La pandemia ha afectado a su llegada?
R. Es indiscutible que a nivel mundial todas las actividades se han visto afectadas en mayor o menor medida y, en especial, la movilidad. Las restricciones de viaje y los nuevos protocolos implementados por los Estados han hecho que se ralentice la dinámica. No obstante, aprovechamos para instalarnos, planificarnos y seguir brindando los servicios a la comunidad dominicana. 

P. ¿Cómo es su día de trabajo?
R. Empezamos temprano con las actividades administrativas, la atención directa a los ciudadanos dominicanos y la respuesta directa a solicitudes de nuestra diáspora, se revisa la agenda que incluye reuniones de trabajo con el equipo y visitas a diferentes instituciones de interés. Estamos deseosos de que pase la pandemia para comenzar a movernos por las provincias andaluzas y extremeñas, conocer más de cerca nuestra comunidad, visitar las universidades y coordinar encuentros empresariales con las cámaras de comercio. 

P. ¿Qué preparación es necesaria para ser el cónsul de un país?
R. El cónsul debe tener una vocación de servicio, una sensibilidad frente a la diáspora, y conocer la idiosincrasia del dominicano dentro y fuera de su país. Debe estar al corriente de todo lo relacionado al país que representa en materia de comercio, cultura, turismo. Es primordial que conozca y se actualice en los datos de comercio bilateral y el potencial de inversión. Dominar otros idiomas y poseer habilidades de comunicación resulta útil para establecer diálogos con las autoridades de otros países, así como tener experiencia en el mundo empresarial y de la gestión. 

P.  También hay nuevo embajador de República Dominicana en España, Juan Bolívar Díaz, ¿lo conoce ya?
R. Sí, he tenido el grato placer de conocerlo en una primera reunión de trabajo con los cónsules acreditados en España, en la sede de nuestra embajada en Madrid. Pudimos dialogar sobre la nueva política exterior dominicana con énfasis en las misiones consulares y el papel de éstas en el relanzamiento de iniciativas bilaterales.

He probado la gastronomía sevillana y me gusta, sobre todo, el adobo, el puchero y el bacalao con tomate

 

P. ¿La pandemia ha impulsado la digitalización del consulado?
R. Definitivamente, sí y mucho. A la fecha somos de los pocos consulados que, pese a la pandemia por coronavirus, ha conseguido mantener un ritmo de trabajo a través de nuestros servicios en línea en la página web. 

P. Volviendo a su estancia en Sevilla, ¿se parece esta ciudad a República Dominicana?
R. El cielo azul y la vegetación tropical de algunos rincones de la ciudad me recuerdan a nuestra tierra. Sobre todo, la alegría de la gente y la forma de expresarse, empleamos mucho la gestualidad y hablamos con tono alto. Y la cercanía en el trato cuando te brindan un servicio. 

P. ¿Ha probado algún plato sevillano?
R. Sí, el cazón de adobo, el puchero andaluz y el bacalao con tomate. Son deliciosos.

P. ¿Qué impresión tenía de Sevilla antes de llegar aquí?
R. Una ciudad interesantísima, cargada de historia y una cultura apasionante. Y no me he equivocado.

P. Debido a la pandemia no podrá vivir fiestas locales como la Feria de Abril, ¿le gustaría vestirse de flamenca?
R. Hemos sabido que estas actividades han sido canceladas a causa de la pandemia, pero confiamos en que podremos disfrutar de las mismas en un futuro próximo y vivir junto al pueblo sevillano estas expresiones culturales que me encantan, además de ser el flamenco un patrimonio cultural inmaterial. 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios